sábado, 29 de mayo de 2010

Minotauro


Senderos mil veces hoyados,

Siempre tentadores, hacederos.

Vuelos de gaviotas domesticadas.

Partida de escaques perdida.

Van en procesión los nacidos,

Esclavos del popular laberinto.

El sensual minotauro los aguarda,

Para comérselos como aperitivo.

Uno a uno, son devorados y digeridos;

Siempre las mismas heces de la bestia,

El mismo menú malquerido.

Nadie se atreve, ¡no!,

Nunca, ¡jamás!

A dejar el obligatorio camino.

Huir de la masa adoctrinada, sumisa

Para idear blancos sinos.

Los mismos pasos para la enésima vida,

Por cautela, por seguridad, por miedo.

Pollinos con viseras, solo ven al frente,

Lo ordenan sus amos perennes.

Locos, siempre serán locos los valientes,

Los que hacen preguntas diferentes,

Los que marchan contracorriente,

Los que miran fuera de las carreteras.

Tantas vidas desperdiciadas,

¡Fotocopiadas!

Tantos y tantos senderos por desnudar,

Lechos impolutos donde adormecerse:

Albergar nuevos sueños

¡Libertad!

No quieren mutar sus destinos,

Y nacen hediendo a podrido.

JSP 2.1 - 28-5-2010

2 comentarios:

  1. Tengo ganas de que nos muestres tu alegría, juan. Aunque sea en un suspiro, en un momento fugaz, o en un minuto que te pilla por sorpresa.

    ResponderEliminar
  2. Mi alegría: está por llegar, está al llegar, ya llega....¡ya está!...No creas, a mi también me apetece mostrarme alegre, y estos versos apagados, inmersos en desiertos mudos y habitados del dolor, obran la maravilla de hacer florecer mi alter ego. Son lágrimas sanadoras, cuya tarea se limita a adecentar mi alma difusa y errabunda, que anhela ser inmensamente (Bueno, lo justo) feliz. Gracias, Toñi, me alegra que te alegre mi alegría. Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias. JSP 3.0

NOTAS

The End.. "Pincha el enlace"