martes, 7 de agosto de 2012

'Ese extraño conocido'


Amanecer VIII - Juan Sánchez - 6-8-2012
Juan Sánchez.
"Ese extraño conocido"  
- Monólogo-Relato -
Este mundo extraño. Esta mente extraña. Este orbe de materia y sensaciones que representan el espectáculo de la vida cual patéticos entreactos, para ser desmenuzados por esa razón que duda de ser cierta. La razón, el raciocinio, la racionalidad, burdos artilugios alquimistas para eludir la demencia absoluta. O todo es pura locura o no entendemos lo qué está pasando. Este juego sin norte ni cuartel donde nos arrastramos cual babosas de gelatina humana para lograr sobrevivir un día, una vida más. Para construir los argumentos necesarios y dejar claro que este juego merece la pena, las penas. Algunos lo consiguen, otros no. Y las noches se llenan de oscuridad interior, se colman de un vacío que todo desmonta, dinamita y ridiculiza hasta dejarnos al pairo del cruel absurdo: esta existencia...

Nada tiene razón de ser ni de existir. Nada existe allá fuera. Nada hay ajeno al pensamiento: esta arcilla mental que modelamos cada noche antes de entregarnos, rendidos, vencidos, a la nausea de seguir existiendo. Despertar cada mañana con la misma incertidumbre, la misma rabia, la misma impotencia frente al existir. Con la inquietud de desconocerlo todo sobre todo. De sentirnos cimbreantes títeres con la urdimbre de nuestra vida en manos extrañas, desconocidas, dislocadas y encaprichadas de su propia demencia. La locura, ¿verdad? Es lo malo de hacer preguntas que nadie osa responder. Lo doloroso de indagar en este universo que se presenta cual pura incógnita irresoluble para ser aceptada, acatada y seguida, sin dudas ni voluntad propia.
Black - Juan Sánchez - 6-8-2012
Manada de borregos que balan según manda la tradición, la historia corrompida por los invictos, o esa inspiración ‘divina’; siempre controlada por aquellos que se hicieron estas mismas preguntas y llegaron a la conclusión de que este tinglado es un juego del pensamiento: nada hay más allá de la mente. En definitiva, el horror de existir lejos de uno mismo, lejos del mundo real, lejos de la voluntad. El estómago del lobo feroz que nos engulle y nos vomita reconvertidos en corderos para el sacrificio del propio fin. La finalidad se nos presenta en cada acontecimiento por nimio que nos parezca. Cada situación exterior a nosotros mismos nos incita un pensamiento que declara real esa experiencia. Y nada más lejos de ser real, pues nada existe si no pasa previamente por el tamiz del pensamiento. La realidad es interior, el exterior es un eco de la mente...
Alineación - Juan Sánchez - 25-7-2012
Sé me tachará de loco, y me importa un bledo inmaterial. Pues ni existe la locura, ni el bledo, ni siquiera vosotros estáis ahí. Todos y cada uno de vosotros sois meros pensamientos. Ninguno, ninguna sois en vosotros mismos. Estáis ahí porque la mente os ha creado, os ha necesitado en un momento de la existencia. Os ha utilizado y habéis desaparecido de la vida y de la mente, hasta que os vuelva a necesitar. Del mismo modo, yo soy un pensamiento, y me utiliza en un capítulo de la vida. Ocupo un lugar en su existencia y desaparezco acto seguido. Y así cada ser que puebla este mundo irreal, va creando su realidad, de él, va organizando su mundo interior según convenga a su mente para no enloquecer con la realidad del vacío. 
Amanacer In Blue - Juan Sánchez - 6-8-2012
Ni yo soy el que vosotros leéis, sentís o escucháis, ni vosotros sois los seres que yo percibo o imagino. La mente amolda el exterior, incluidas las personas, al camino más llevadero para su propia existencia. Para soportar más suavemente la carga inmensa del estar, del Ser, o sentir el espejismo de que está vivo. Pero nada es real. Nada existe salvo el pensamiento y la voluntad del Ser. O del no-Ser. El verbo está en el principio. El verbo es voluntad, es ser, es existir… ¿Por qué? ¿Para qué... si ya es totalidad? Menudo juego absurdo. Menuda estupidez. Menudencias para rellenar el vacío, su vacío, eso somos, no hay más. Salvo soñar que se estamos vivos y que esta vida tiene un fin, una finalidad por y para demostrar… quizá… ¡Su vida!

"Espejo de infinita oscuridad. Ojos de obsidiana reflejan su interior. Solo existe la nada... ¡y la eternidad!"

* Nota del autor: Relato de la serie: 'Monólogos del tiempo al través'

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias. JSP 3.0

NOTAS

The End.. "Pincha el enlace"