jueves, 16 de diciembre de 2010

Lector en la hora de 'Ra' II

(Hombre en la laguna de los esqueletos)
-----
En la orilla más silenciosa, llora.
Musitando algunos versos soñados,
que hablaban de universos olvidados
en el telar de los pérfidos dioses.

Y una lágrima corrosiva y feroz
resbala de su rostro en añil no deseado,
curtiendo mil senderos ingratos.

Él, el nigromante de la pesadilla,
guardián del sueño menos profano,
 hacedor del milagro desusado,
señor de des-cuentos y desencantos.

Una vez más, la laguna refleja
la dolorosa antorcha de aquel mediodía:
luz que traspasó la razón,
dejando el alma en carne viva.

Su amo, desde lo alto, con sombras lo reclama.
Crueles, abrasadores ecos tullidos
subliman, indiferentes, sus labios.
¡Una llama en la noche de Ra!

Tesorero de una incierta razón,
sabe que siempre estará allí
para juzgar su lectura, su palabra,
cual ‘madrasa’ rigurosa y tirana.

No osa mirar el infinito.
Se conforma con aquellos reflejos
de un ser demasiado penetrante
para estibar todo su lastre.

Lee los sinuosos latidos del viento,
y alguno hay que pregunta
por el camino de la certeza;
invariablemente le responde:
si andas, ¡anda!;
si rezas, ¡reza!

Juan Sánchez - 16-12-2010

4 comentarios:

  1. muchas gracias por tus deseos de buena natividad...no somos creyentes, pero igual se agradece,el haberme recordado, por algo...
    gracias!!por compartir
    un gran abrazo,GRACIAS
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  2. Tu poesía tiene un aspecto curioso, cuando bajo en su lectura me da la sensación de estar en un cuento, una narración, tienes sin duda ese hilo conductor que pocos poetas presentan.

    Agradecida por tu saludo navideño que te hago llegar también y muy complacida por tu trabajo.

    Desde un Chile candente, veraniego, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Lidia:
    Siento haber tardado tanto en contestar...'La Navidad'...
    Tiempo de paz, tiempo de departir con la familia y los amigos, quizá por eso te envié esa felicitación: amiga Lidia.
    Ser creyente o no, es algo que no tiene importancia en absoluto, al fin todos somos creyentes de esa gran religión llamada amor. Estos días, cuando muere el año, nos hacen estar algo más cercanos, más accesibles, más propensos a la cordialidad...¡ojalá todo el año fuese Navidad!.. y los hombres dejásemos de ser tan necios...¡Ojalá!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. María:
    Amiga chilena, María, aún no sé si lo que escribo puede llamarse poesía, aún me lo planteo. Pero de algo estoy muy seguro, lo que escribo sale desde lo más hondo de mi corazón. Hay veces que esa pulsación adquiere forma de relato, se encadena y enhebra como una historia que toma vida propia. Al final, creo, trasmite algo, y eso es lo que busco a la hora de escribir: comunicar y trasmitir a los demás mis miedos, fantasmas internos, terrores, esperanzas, mis risas y los llantos que hay que pagar por ellas...
    Gracias por tus buenos sentimientos. Y vive esta navidad en todos los significados de la palabra calidez... Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias. JSP 3.0

NOTAS

The End.. "Pincha el enlace"