miércoles, 24 de noviembre de 2010

Andante Ma Non Troppo
















“Andante, ma non troppo”

Camino, carriles, miles.
Remoto, olvidado, ignoto,
sendero que me niega.

Despavorido, huyo de mis pensares,
pesares: demonios me habitan,
diablillos me horadan,
trenzados en esa mente enhiesta.

Camino: una maraña de sendas,
cercanía de cactus arrogantes,
sinsabores antes, talante austero,
sin donosura y salero, ¡muero!

No soy de ellos, ¡repúdienme!,
huir de su vera, espera
que yace, eterna tiniebla.

Leguas, lenguas de por medio, tedio
que llena el centro entumecido.
Murió el sentido, perdido
entre rosas de azafrán, sensatos
muerden como ritos, beatos
siempre arrodillados…
¡ante si mismos!

Destino, redil, crudo y servil,
olvidando mis pasos, pantomimo,
coro de críos mudos por el frío.

Tanto brindar al sol, vuestro señor,
tanto bogar sonetos pletóricos
de voz 'assaz pía’, in-límpida, ¡maldita!
tanto aleluya y ¡jamás vivirlo!

“Andante, Ma Non Troppo”…
¡Of Course!


Juan Sánchez – 24-11-2010

10 comentarios:

  1. Se corre el riesgo de aislarse de la realidad aunque se la ensalce con donosa galanura?...aaaaaaaah los poetas y sus contrasentidos!

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Andante pero no demasiado... Ya llegará algo que te haga acelerar, o frenar, o cambiar de dirección. Mi teoría es no esperar a que sucedan las cosas; tomar decisiones, atreverse a romper con lo que nos disgusta pero aceptamos por rutina, y cambiar, aunque haya que asumir nuevos caminos. Atrévete, valiente...
    :)

    ResponderEliminar
  3. Neogéminis:
    Versar, 'introspectar', es aislarse voluntariamente de la realidad. No es un riesgo,... o sí. Pero la vida es arriesgar o, al menos, intentarlo. Poesía, por el mero hecho de sentir-pensar, es contradicción pura, dudar, sucumbir y renacer en cada nuevo verso. Eso creo,... o no.
    Besos.

    Toñi:

    Es tan largo el sendero y tan escaso el destino. Llegar ha de llegar, seguro, llegará como un ladrón, como un vagabundo vencido, quizá, pero llegará. Lo malo es el entreacto, que se eterniza consumiendo nuestra infinitesimal eternidad.
    ¿Valiente, yo?.. :)
    "Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos", dijo el poeta, cuanta desazón en esas letras tan ciertas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. "Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos"... Bellísimo, pero podemos reciclarnos, corregirnos y mejorar... Aunque suene a utopía.

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encantó!...

    Of course... otro murcianico...

    ResponderEliminar
  6. Mar:

    Encantado de tener por estos lares. Saludos de este Murcianico afincado en la costa siempre cálida de nuestra tierra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Agradecida por tu enlace, se disfruta tu sitio J.S.P...ese video de con Sabina es delicioso.

    Tus letras también se me arremolinan en significantes. No creo que la introspección voluntaria sea sacarse de la realidad, por el contrario, es ver mejor.

    Saludos grandes.

    ResponderEliminar
  8. Beatriz:
    Mil gracias por tu visita y tus saludos que te correspondo desde este otro lado del atlántico. La introspección, en la justa y necesaria medida, es una maravillosa herramienta de saneamiento y equilibrio para nuestra existencia. Y, por otro lado, una gran oportunidad de demostrar nuestro valor ante la desnudez de nuestra propia interioridad.
    Me gusta tu blog, me gustan tus letras, y como decía Bob Dylan: "La respuesta está en el viento"
    Abrazos grandes.

    ResponderEliminar
  9. aca está la esencia! en la bella poesía, en las palabras llenas de sentido...seguidor que no comenta...
    acá estas vos! hermoso trabajo!
    un abrazo enorme
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  10. Lidia:
    Otro abrazo 'chillao' (Como decimos por acá). Gracias por tu comentario. Te debo muchas visitas, cumpliré con mi deber. Me alegro que te haya gustado el poema.
    Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias. JSP 3.0

NOTAS

The End.. "Pincha el enlace"